México, la espiral de la barbarie (Traducción de la editorial de Le Monde)

Esta es una traducción literal (sólo con algunos términos modificados para adaptarse mejor al castellano) del artículo editorial publicado hoy por el diario francés Le Monde. Las palabras adaptadas al castellano traté de que no cambiaran en absoluto la idea de las frases:

México, la espiral de la barbarie

Por Editorial

En sus colonias mismas, ya hace dos años, el presidente mexicano, Felipe Calderón, se felicitaba de los resultados de la guerra de gran envergadura comenzada, desde el comienzo de su mandato, en diciembre de 2006, contra el crimen organizado y los narcotraficantes. “Vamos a vencer al crimen”, aseguraba. Antes de agregar, dirigiéndose a aquellos que se inquietaban por el progreso vertiginoso de la inseguridad en su país: “Si ven polvo, es porque estamos limpiando la casa”.

Vencidos en la elección presidencial de junio, Calderón pasará la batuta a Enrique Peña Nieto a finales de año. Con un balance abrumador. El instituto nacional de estadísticas y geografía mexicano acaba de difundir cifras asombrosas: 27 199 homicidios fueron registrados en2011; entre 2007 y 2011, el total se elevaba a 95,632 asesinatos. Sobre la base de la tendencia registrada en estos últimos meses, se estima en 120,000 el número de homicidios en el transcurso del mandato de Calderón. Más del doble de la cifra dicha seguido -y de por sí halucinante- de 50,000.

Esta verdadera hecatombe constituye, y de lejos, el conflicto más mortal del planeta en el transcurso de los últimos años. Por eso que las cifras oficiales que acaban de ser publicadas son un revelador implacable de la gangrena que le dio al país. Más allá del número de muertos, estrictamente ligados a la lucha contra la droga se desarrollan verdaderas industrias del secuestro, extorsión de fondos, prostitución, tráfico de personas y de órganos. El mapa de los homicidios demuestra que ya no se limitan a las regiones con fuerte implantación de bandas, sino que tienden a diseminarse por casi todo el territorio.

Esta espiral de la barbarie, provocada por la guerra contra los narcotráficos y los ajustes de cuentas entre los “cárteles” de la droga, no excluyen a nadie, incluyendo a las decenas de periodistas a los que se quiere callar, o las decenas de alcaldes víctimas del chantaje o de la corrupción. Parece haber levantado todos los tabús al respecto de la persona humana.

Esta espiral, finalmente, sanciona el jaque terrible de la estrategia “militar” emprendida hace seis años por el señor Calderón, con el apoyo constante, principalmente financiero, de Estados Unidos, que constituye el principal mercado de los narcotráficos. Pero nadie parece estar dispuesto a proponer una política alternativa, tanto el mal es profundo, el miedo enraizado, la miseria endémica. Y se puede dudar que la elección de Peña Nieto cambiará gran cosa: representa, en efecto, el regreso al poder del Partido Revolucionario Institucional, que había dominado la vida política del país durante decenas de años, sobre un fondo de corrupción y complacencia hacia los narcotraficantes.

Más allá de América central, el desafío está lanzado a Estados y Europa, cuya prosperidad de los mercados de estupefacientes y del tráfico de armas alimenta directamente la violencia mexicana. No es un desafío exótico, sino mundial, que no podría dejarse a la indiferencia.

Editorial

Anuncios

5 thoughts on “México, la espiral de la barbarie (Traducción de la editorial de Le Monde)

  1. Felipe Calderón lanzó al ejército a ocupar las calles e invadir el espacio de la sociedad civil, militarizando al país en “tiempo de paz” sin declaración de estado de sitio ni intervención de los poderes legislativo o judicial; se trataba, en los hechos, de un afanoso intento por respaldar su débil posición política después de las cuestionadas elecciones presidenciales del 2006.

    Después, al ir descubriendo la magnitud de su equivocación estratégica, pidió ayuda al gobierno norteamericano y, de entonces a la fecha, éste no ha perdido ocasión de convertir esa ayuda en una herramienta de intervencionismo militar, económico y político. Hoy la dependencia resultante llega ya a extremos que muchos ven como incompatibles con el mínimo concepto de soberanía nacional. Al presente, los rumbos de la diplomacia internacional, el comercio y la economía de México siguen derroteros que se deciden, inapelablemente, desde la sede de la embajada de los EE.UU., o a través de agencias gubernamentales que responden al dpto. de estado en Washington. Las finanzas, por otra parte, ya habían sido expropiadas a la soberanía desde hace tres décadas, con la llegada del equipo de Carlos Salinas de Gortari al poder y la reprivatización bancaria de entonces.

    Así, Washington ha terminado por dirigir el suministro de información logística, armas y dinero al ejército y la marina de México y, al mismo tiempo, regular el trasiego de armas, droga y dólares en ambos lados de la frontera. No puede dudarse de que la mano del gobierno estadounidense cultiva ambos aspectos porque, de no ser así, ¿puede explicarse el contrabando de 130 000 armas largas a territorio mexicano, durante más de una década, sin que haya podido ponerse un alto (2012), o el lavado de 30 mil mm.dd. al año (2012) a través de casas bancarias? ¿Se quiere acaso hacer pasar los volúmenes de droga, armas y dinero hurtados a la ley como simple “contrabando”, o como parte de lo que TODAS las policías y agencias (DEA, FBI, Migra, etc.) “no han podido controlar”?

    Los beneficios que deriva Norteamérica de todo este complicado y cada vez más gigantesco entresijo tocan por igual los terrenos diplomático, político, económico-financiero y social. Además, las consecuencias policíacas y militares de esta Guerra al Narcotráfico han rebasado la frontera mexicana, e interesado el territorio de otros países en Centroamérica y las Antillas. La importancia del papel colombiano, recientemente, también ha cobrado importancia. Detallar los cómos y cuándos sería objeto de algo mucho más extenso que una simple “opinión” en un foro virtual. Por hoy, dejémoslo hasta aquí.

  2. El TRIFE y los próximos 6 años.

    Escribo cuando todavía no pasa el impacto de lo visto. Mis dedos se mueven mitad a impulso del asco y mitad por efecto de la incredulidad. No es facil, creo yo, resistir la escena de ver seres humanos adultos, investidos de pleno entendimiento y poder jurídico, comenzar a representar, como en una pesadilla, un libreto previamente acordado con el propósito deliberado de torcer la realidad, para buscar favorecer a intereses que previamente han comprado su conducta y su conciencia.

    De allí viene precisamente, creo yo, mi asco. El espectáculo un proceso tan falso como abundante en explicaciones cuidadosamente recortadas, la solemne comedia cuyo desenlace público se mantiene contra viento y marea, por estar plenamente acordado con anticipación, me resultó repulsivo de repente, más allá de toda capacidad de resistencia. Tuve que apartar la vista del aparato televisor, y algo en mí comenzó a hablar con palabras que acompañaron a las palabras que salían de la bocina, “Escucha” -me decía ese algo-.”cree lo que ves; atestigua y contempla el grado de abyección real en el que está tu patria. Todo esto que ves y oyes es cierto. Horrendo como parece, así se ve la corrupción de la alta magistratura que se rebaja a lamer el pesebre, el hueso, como cualquier burócrata de ventanilla. En el cuidado y aparente entusiasmo que ponen estos 6 individuos en su ensayada farsa, puedes ver el hondo poder de la corrupción sistémica con que los poderes fácticos, en México, afligen a la sociedad”

    Todavía durante un rato más seguí viendo y oyendo las imágenes y las palabras de esos ciudadanos, hasta que acabó la transmisión. Después me puse de pie, poco a poco, como cuando se sufre de algún cólico inoperable. Salí a caminar por el barrio, pero algo impedía todo lo que no fuera la memoria final abominable de esas figuras dándose unos a otros, repetidamente, votos finales de buena fe y acrisolado patriotismo.Ahora, ya a toro pasado, y con un nudo en la garganta que es la réplica del asco y la incredulidad de mi ánimo, mis dedos se mueven para poner palabras de asombro y tristeza en la pantalla.

    Y, mientras escribo, oigo ya acercarse los torrentes de elogios mediáticos que vendrán, como una inundación anunciada, en los días y semanas siguientes a esta noche. Me parece sentir ya cómo el piso vibra con el galope de adjetivos, el tumulto de adhesiones y las cascadas de opiniones y saliva que, en coro, volverán a remachar los lugares comunes de respaldo mediático para cada ruina y cada muerto en los próximos 6 años. El viento de la indiferencia oficial ante la realidad se mueve otra vez. Haiga de ser como haiga de ser.

  3. FE DE ERRATAS.PARA EL TEXTO “EL TRIFE Y LOS PRÓXIMOS 6 AÑOS”.

    EN LA PRIMERA LÍNEA DEL 2º PÁRRAFO DICE: “El espectáculo un proceso tan falso…”

    -DEBE DECIR: “El espectáculo de un proceso tan falso…”

    EN LA ANTEPENÚLTIMA LÍNEA DE ESE MISMO PÁRRAFO DICE: “… ponen estos 6 individuos en su… ”

    -DEBE DECIR: “… ponen estos 5 individuos en su…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s