Un mensaje (y una propuesta) a los “anti-futboleros” en México, para esta época de Mundial y propuestas de Reformas

zocalo

Gente que está pidiendo un boicot al Mundial o insulta a los amantes del futbol porque “sólo nos va a distraer de los problemas reales como las discusiones sobre la Reforma Energética (en el caso específico de México)”, ahí les va una pequeña propuesta:

En vez de asumir (erróneamente) que quienes van a disfrutar del Mundial somos unos retrasados mentales pegados frente a su televisor sin hacer nada por su país, o sin informarse de lo que está pasando aquí, en Brasil, en Ucrania, en Siria (porque aunque ya no sea el tema de moda en redes sociales, siguen ocurriendo cosas terribles), en Nigeria, en Venezuela, en la Unión Europea, etc…,

mejor piensen en otra estrategia. ¿Quieren protestar durante esos días de futbol? Me parece excelente (siempre y cuando sea de manera inteligente), pero ¿por qué no mejor aprovechar el hecho de que la gente se va a reunir en grandes cantidades para ver los partidos e invitarlos a ir a protestar a Reforma, frente al Senado, o incluso en el mismo Zócalo, donde estará el Fan Fest para ver los partidos en pantallas gigantes?

¿Creen que quienes van a esos eventos masivos no están en descontento con nuestros “representantes”? ¿Creen que quienes van al Zócalo el 15 de septiembre no le gritan de todo al presidente en turno? Claro, hay que estar ahí, en la calle, para darse cuenta de eso, porque en la televisión hacen todo para que no se escuchen los abucheos y reclamos. Tal vez de ahí venga su idea errónea sobre lo que pasa ese día.

¿No creen que los días de partidos de México, los miles de amantes del futbol no gritarán también consignas contra el gobierno, aprovechando que estarán frente a Palacio Nacional? ¿Entonces por qué no ser un poco más inteligentes y en vez de ir a gritarles que son unos ignorantes porque les gusta entretenerse (como a todo ser humano), por qué no mejor invitarlos a que se sumen después de cada partido a sus protestas frente al Senado?

Como ya dije en una publicación anterior, a mí también me parece un asco lo que está ocurriendo en Brasil (algo de lo que probablemente estaba enterado antes de que se convirtiera en tema de moda en Facbook y Twitter y todos empezaran a subir fotos y posts de protesta en México), y vengo publicando cosas críticas al respecto, porque aunque veré todos los partidos que pueda (porque amo el futbol), me indigna que vayan 9 trabajadores muertos construyendo estadios y la FIFA diga que “son cosas que pasan, pero la Copa del Mundo va a ser un éxito”. Y también sé que los gravísimos problemas en aquel país no terminarán después de la Copa del Mundo, sino que incluso podrían empeorar, porque Rio de Janeiro tiene Juegos Olímpicos en 2016. Otros dos años críticos para la población de aquel estado y de aquel país.

De hecho lo que está ocurriendo en Brasil, al igual que la actualidad de la Selección Mexicana (porque los futboleros no nos tragamos el cuento de que ganaremos la copa, e incluso percibimos muchas de las cuestiones políticas y de intereses que hay en esta selección en especial), fueron dos grandes razones para ya ni siquiera considerar ir a Brasil en estas fechas, algo que hasta hace 2 años me causaba muchísima emoción, luego de ir dos años seguidos a Rio.

Para ya no aburrirlos más: los que amamos el futbol sí leemos, sí nos informamos y también salimos a las calles. No, no somos una clase diferente de seres humanos, pues al igual que quienes odian el futbol, hay de todo entre quienes amamos este deporte, desde el nivel amateur hasta el profesional: están los involucrados con la política, los que realizan obras sociales, los que se informan diario, y claro, al igual que quienes no ven futbol, existen a quienes les vale madres las decisiones políticas de su país, o a quienes les encanta hacer ciber protesta, sin poner un pie en la calle para protestar en carne y hueso.

Saludos y buen viernes.

Y quienes quieran protestar durante la Copa del Mundo (pero de verdad, no sólo en redes sociales desde sus gadgets o PCs hechas en países pobres por mano de obra a la que apenas le alcanza para comer pero que enriquece a Apple, IBM, Samsung, Sony, etc.), consideren realmente la propuesta que les menciono del Fan Fest en el Zócalo, porque al final, a este gran amante del futbol que se echa todos los partidos de futbol posibles que transmiten en la televisión, también le interesan las decisiones que se toman en su país.

2 thoughts on “Un mensaje (y una propuesta) a los “anti-futboleros” en México, para esta época de Mundial y propuestas de Reformas

  1. Un mensaje (y una propuesta) para ti.

    Considera el significado de la frase: “Pan y circo para el pueblo”. Y si de verdad amas un deporte juégalo y apasiónate con equipos que no sirven a intereses mulitmillonarios. Si de verdad te indignara lo que hace la FIFA no seguirías a sus equipos; claro que la copa del mundo será un éxito porque millones igual que tú, que viven una pasión ficticia, aprendida de los medios y de las costumbres mediocres de nuestras urbes, siguen sus partidos.

    Y respecto a lo que criticas de “los antifutboleros”, en primer lugar se trata de una etiqueta absurda, que no existe… En segundo, quienes señalamos esta actitud a-crítica somos personas que luchamos de una manera u otra por no ser como la mayoría. Nuestro afán no es pretender que son sólo de una u otra manera, sino que el consumo masivo de contenidos, raya en lo absurdo. Critico esa actitud de idiotizarse frente a la televisión, y no sólo respecto a los deportes, sino las telenovelas, y otras producciones cuyos contenidos no aportan nada útil a nuestras vidas y explotan la capacidad afectiva de los seres humanos (por ejemplo, la dinámica ganar-perder, el deseo de vivir feliz en familia, la posibilidad de encontrarse con alguien para unir la vida, los anhelos de poder influir sobre l@s demás de una manera y otra…).

    Que bueno que leas y escribas, lo digo en serio: se te nota. Pero no me parece que tu propuesta sea muy lógica, viable o de impacto. Causaría mayor revuelo hacerle saber a quienes están detrás de los millones que se ganan por la afición, que no somos marionetas a quienes puedan manipular por efectos de “nuestra pasión”. ¡Imagínate si las personas nos uniéramos y protestáramos dejando de ver el mundial y los miles de partidos que emboban a las personas! Eso, en verdad, quebraría las estructuras injustas arraigadas en nuestro consumo de estilos de vida.

    Porque no es sólo la reforma energética, ni la prostitución de adolescentes en las inmediaciones de los estadios brasileños; no es 2014: Es todo un aparato que explota tu sensibilidad y la de millones para hacer dinero y construir modos de vida sedentarios, alejados de nuestra esencia y alimentando nuestra ficción de la competitividad y querer demostrar que somos mejores que quien se atreve a enfrentarnos (ficción representada en el futbol y en varios deportes de equipo o individuales). Recordé la canción que cantan Domingo Pérez y Antonio Araez (escúchala acá: http://www.ciberiglesia.net/ftp/pub/musica/domingoperez/domingo-perez_nuevas_formas_de_resolucion_de_conflictos.mp3 ) y se me ocurre pensar que si en lugar de hacer la guerra y destruirse unas a otras, las naciones jugaran futbol para resolver sus conflictos, creéme: los “antifutboleros” serían quienes demandaran una opción de sano entretenimiento para sus familias, y propondrían que ataquemos a la nación vecina para demostrar en realidad quiénes somos.

    Finalmente, reitero que sólo escribí para manifestar mi desacuerdo con tu “propuesta-mensaje” y aclaro que mi interés ni es atacarte ni hacerte cambiar de opinión, pues no dudo que tus intenciones al escribir y proponer sean buenas; sin embargo, considera lo siguiente: En lugar invitar a manifestarse al senado DESPUÉS DEL PARTIDO dime: ¿por qué no EN LUGAR DE VER el partido? Ah, ya sé: porque primero está nuestra pasión y nuestro entretenimiento (como el de cualquier persona), ¿cierto? Está bien: Así como existe esa actitud enferma de escribir desde la computadora, el ipad o “retuitear” lo indignante de nuestras situaciones y no atreverse a luchar en la vida real contra esas muestras claras de opresión de la libertad humana, existen los “baños de conciencia” y siempre a la mano alguna forma para excusar nuestros “gustos”, aunque su costo social es muy alto.

    1. De acuerdo amigo Said solo que cada quien toma el fútbol de la manera que quiera hacerlo; así como la religión, la música, la política o cualquier otra cosa, solo disfruta lo que te gusta y no te claves en ideas asociadas al fútbol que ni al caso, ES UN DEPORTE no arregla guerras, ni pobreza, ni eres o mejor o peor por verlo o jugarlo y como tal o cual actividad el respeto al derecho ajeno es la paz, saludos!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s