0011139444

Protestas dispersadas violentamente por policías, con civiles y periodistas heridos, estadios sin terminar, infraestructura de transporte totalmente rebasada, un evento totalmente politizado y una ceremonia de inauguración fallida, tanto en su preparación, como en su transmisión. La Copa del Mundo de la FIFA Brasil 2014, es un fracaso rotundo como evento.

UN MUNDIAL TOTALMENTE POLITIZADO

A nivel político, Brasil se ganó la candidatura para organizar este año el Mundial siendo la gran promesa económica de América Latina, y su Presidenta Dilma Rousseff, sucesora de Lula da Silva, no ha encontrado mas que un gran sector de la población indignada por los altos costos en construcción de estadios e infraestructura (que hasta el momento no se han vistos reflejados), en detrimento de la calidad de vida de los habitantes del país sede, empezando por algo básico, como el servicio de transporte público y educación.

Las protestas que comenzaron en 2013 durante la Copa Confederaciones, se han extendido hasta hoy, cuando un grupo de manifestantes se enfrentó con la policía en Sao Paulo, sede del partido inaugural entre Brasil y Croacia. Los elementos de seguridad no sólo emplearon gases lacrimógenos, bombas de detonación y balas de goma contra los civiles que protestaban, sino que incluso alcanzaron a herir a cinco periodistas durante los eventos. Entre los periodistas lesionados están dos enviados de CNN al lugar, quienes fueron alcanzados por una bomba lacrimógena lanzada por policías.

Una toma muestra además cómo cuatro policías detienen a una persona, a quien le rocían los ojos con gas pimienta. La misma toma muestra cómo un elemento de seguridad empuja con su arma la cámara que grababa. Un hecho que marcará la labor de los cuerpos de seguridad en Brasil.

INFRAESTRUCTURA REBASADA

Hablando de transporte, los reportes de medios internacionales reflejan lo mal preparado que estaba el país para albergar un evento de estas dimensiones, con retrasos en los vuelos, dificultades para tomar transportes terrestres, e incluso para llegar a los estadios: este jueves, el Arena Corinthian de Sao Paulo lució semivacío durante la ceremonia de inauguración, debido a las dificultades para llegar al estadio, por cuestiones de transporte, y las revisiones realizadas a las afueras. Aficionados y reporteros aseguran que la caminata para llegar a las instalaciones del estadio fue muy larga.

Hablando de los estadios, no sólo la FIFA mostró su preocupación por los retrasos en muchos de éstos, sino que incluso ya comenzada la Copa del Mundo, el estadio que albergó el partido inaugural no estaba terminado al 100%. La seguridad para que ingresaran periodistas a las construcciones (o para impedírselos) también fue muy estricta durante estas últimas semanas.

ERRORES EN LA INAUGURACIÓN

Pero finalmente llegó la ceremonia de inauguración. Con un estadio que mostraba grandes huecos en sus gradas, el espectáculo mostrado fue sencillo, sin grandes pretensiones. Esto se agradece, pero desde un punto de vista más crítico, los artistas en escena no lograron contagiar a los aficionados presentes.

A esto se le podrían sumar dos fallas imperdonables: la primera fue el descarado ‘play-back’ de Pitbull, Jennifer López y Claudia Leitte durante la entonación de la canción oficial del Mundial, ‘We are One’, además de las fallas técnicas de la plataforma que subió al escenario a los dos primeros.

En segundo lugar, el puntapié inicial dado por un joven parapléjico que nadie vio. Ayudado por un exoesqueleto, el joven brasileño que pateó el balón a un costado de la cancha, estaba anunciado como un elemento importante de la ceremonia, pues representó un gran avance científico de Brasil para el mundo. La cámara sólo enfocó por un par de segundos al joven, al momento de realizar el acto, que pasó totalmente desapercibido. El director de cámaras ya habría sido despedido este mismo jueves, por esta falla.

enhanced-buzz-7979-1402599717-12

SÓLO EL FUTBOL PUEDE SALVAR A BRASIL 2014

Como organización de un evento, la Copa del Mundo Brasil 2014 es un total fracaso (como seguramente ya lo había previsto FIFA, aunque no lo vaya a admitir), y sólo los futbolistas podrán salvar al torneo de ser uno de los más atacados de la historia. Las lesiones de grandes figuras del futbol mundial podrían poner incluso este aspecto en riesgo.

Y por otro lado, el hecho de que Brasil sea el país sede, también podría ayudar para que las grandes carencias a nivel de organización, sean sobrellevadas por los aficionados y la prensa. En Brasil se respira un ambiente especial, alegre, y también se respira futbol.

Sólo esto podría salvar a Brasil 2014 de ser un fracaso total.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s